Otro día  nos enseñaron la universidad de Cork. ¡es una pasada!  Nos explicaron muchas curiosidades y nos contaron que el código binario se inventó aquí. Nos llevaron también al observatorio que tienen con los telescopios originales de aquellos años. La verdad que la salida de ayer no dejo indiferente a nadie.  Muchos comentaron que les gustaría estudiar aquí… ¡así que tendrán que empezar a ahorrar!